LA FUNDACIÓN SANTA TERESA

La Fundación Santa Teresa es el brazo mediante el cual la Compañía Anónima Ron Santa Teresa, lleva adelante sus iniciativas de inversión social con la certeza de que el crecimiento sostenido de la empresa va de la mano del bienestar y prosperidad de la comunidad.

Por ello, todas nuestras iniciativas sociales forman parte del Plan estratégico de la compañía, se concentran en el Municipio Revenga del estado Aragua y se ejecutan con el propósito de impulsar el desarrollo de su gente.

Basados en Visión Revenga, un Plan de desarrollo establecido por la comunidad en 2004, la Fundación concentra sus programas en tres áreas fundamentales: Seguridad, a través de Proyecto Alcatraz; Deportes a través del Rugby Santa Teresa, y; Ambiente a través del Proyecto Casas Blancas.

No obstante, a lo largo de su historia también ha ofrecido apoyo a diferentes proyectos para la comunidad como lo han sido la construcción de la urbanización Camino Real (2000); la creación de un núcleo del Sistema de Orquestas Jeveniles e Infantiles de Venezuela en el Municipio Revenga (2009) y la formación permanente de emprendedores y líderes comunitarios que complementan el resto de sus acciones.

La FST para apoyar sus programas organiza anualmente dos eventos a través de los cuales el público puede colaborar al tiempo que disfruta de una experiencia de transformación positiva. El primero de ellos es la Carrera de montaña Race13K, que se realiza el último domingo mayo, y el Torneo de Rugby 7, con participación de más de 40 equipos nacionales e internacionales. Ambos eventos tienen como escenario la Hacienda Santa Teresa.

La Fundación Santa Teresa fue creada en 1989 por Alberto J. Vollmer Herrera, como el brazo social de Compañía Anónima Ron Santa Teresa, la primera productora de ron de Venezuela, con el propósito de sistematizar los aportes que desde su creación había hecho la empresa para promover y difundir los valores culturales, históricos, artísticos y científicos de la venezolanidad.

Este propósito se mantuvo hasta que en el año 2000, una invasión a un lote de terreno de la Hacienda Santa Teresa por parte de un grupo de familias que reclamaban viviendas, hizo evidente que era necesario pasar de una visión de filantropía a una visión de inversión social destinada a favorecer el desarrollo integral del Municipio.

Esa nueva visión permitió que una invasión se transformara en un proyecto urbanístico en el que, con el concurso de la comunidad organizada, el gobierno regional y el liderazgo de Ron Santa Teresa, se ofreció una vivienda digna y propia a 100 familias del Municipio Revenga. Esta experiencia, que se llamó Camino Real, nos enseñó que se requiere del aporte de todos los sectores para resolver los problemas de la comunidad.

Y con ese precedente, en 2004 la Fundación Santa Teresa propone a la comunidad generar un Plan estratégico para el Municipio. En esta tarea participaron más de 120 personas entre ciudadanos, representantes de los diferentes sectores, de la municipalidad y del sector privado, que construyeron una visión compartida para Revenga que contiene las líneas de acción para su desarrollo económico y social, y que constituye la base de las iniciativas de la Fundación Santa Teresa en la actualidad.