PROYECTO ALCATRAZ

Proyecto AlcatrazProyecto Alcatraz es un programa de reinserción de jóvenes con problemas de conducta a través de la formación en valores, el trabajo y la práctica del rugby.

Participan de manera voluntaria bandas completas de jóvenes que deciden tomar la oportunidad de cambiar sus vidas y de transformar el liderazgo violento en un liderazgo virtuoso.

Los valores de esta iniciativa son respeto, responsabilidad, transparencia, humildad, mérito y confianza.

El Proyecto Alcatraz surgió en 2003 como respuesta a la acción de tres jóvenes que robaron a un inspector de seguridad de la Hacienda Santa Teresa. Tras ser arrestados por las autoridades se les ofreció dos alternativas: la primera devolver lo robado y trabajar durante tres meses en la Hacienda Santa Teresa sin recibir nada a cambio para resarcir los daños o ir a la cárcel acusados por su delito. Tras considerar ambas, los tres jóvenes decidieron tomar la primera opción pero pidieron que sus compañeros de banda también fueran aceptados.

Pronto una segunda banda, rival de la primera, fue incorporada también. Después de varias semanas de trabajo por separado, el equipo a cargo del Proyecto Alcatraz decidió confrontarlos para que resolvieran sus diferencias logrando detener el enfrentamiento entre ambos grupos, así como las rivalidades y conflictos de cada participante.

En este proceso el rugby ha demostrado ser una herramienta poderosa para la transformación pues inculca a través de su práctica los valores de respeto, disciplina, trabajo en equipo, espíritu deportivo y humildad, tan fundamentales para el deporte como para la vida misma.

El programa está organizado en tres fases y es llevado adelante por un equipo que cuenta con educadores, psicólogos e integrantes de la comunidad.

La primera fase es la de aislamiento. Consiste en un periodo de tres meses en el que los participantes son apartados de su entorno, para comenzar la reprogramación de un nuevo estilo de vida. En esta fase reciben formación en valores, atención psicológica y se da inicio a la práctica del rugby.

En la segunda fase, reintegración comunitaria, los participantes regresan a su comunidad y en ella se practica un intenso proceso de justicia restaurativa. Este es un paso fundamental para el restablecimiento de la confianza y la aceptación del joven dentro de la comunidad. Tanto la víctima como el victimario reciben preparación para que puedan encontrarse y el victimario pueda pedir perdón y ofrecer reparación por el daño causado. En este periodo también realizan trabajo comunitario.

Una vez superadas las dos primeras fases, el participante está listo para iniciar su fase de formación para el trabajo. Se le proporciona capacitación básica para que estén preparados para desempeñar un trabajo honesto al terminar el programa. Durante esta fase aprenden que deben ganar un lugar a través del mérito.

Al culminar el programa los participantes entran en una etapa de seguimiento en la que reciben apoyo durante un año por parte de otro egresado entrenado como guía, con el fin de ayudarlos a que se consoliden en su nueva vida y disminuir el riesgo de reincidencia.

  • Desde el 2003 ha logrado desmovilizar 9 grupos de jóvenes, lo que ha incidido en la disminución de la tasa de homicidios
  • En sus primeros 10 años de ejecución ayudó a disminuir la tasa de homicidios de 114 por cada 100 mil habitantes en 2003 a 24 por cada 100 mil en 2014
  • Un total de 183 jóvenes y sus familias han participado en el Proyecto Alcatraz
  • Ha formado cinco cohortes del diplomado de Justicia Restaurativa para sensibilizar sobre la necesidad de reparación y perdón de los daños a funcionarios de cuerpos policiales, del poder judicial, líderes comunitarios, habitantes del Municipio y egresados del Proyecto Alcatraz.

En el año 2013, como parte de las actividades que adelantaba Proyecto Alcatraz, se incorporó el programa de Rugby penitenciario, que ofrece la oportunidad de formación en valores a privados de libertad como una herramienta de reinserción en la sociedad.

Comenzó con la petición de un ex participante de Proyecto Alcatraz, quien tras haber sido detenido luego de desertar del programa, pidió le dieran un balón para entrenar en la cárcel junto a otros reclusos. Con el tiempo formaron un equipo y solicitaron entonces a la Fundación Santa Teresa les ofreciera un entrenador. Al final de ese año pudieron participar por primera vez en la historia, como equipo penitenciario, en el Torneo de Rugby 7 organizado por la Fundación Santa Teresa.

En la actualidad más de 280 internos provenientes del Centro Penitenciario de Aragua (Tocorón), Centro Penitenciario Rodeo II y II (Miranda), Centro Penitenciario David Viloria y Centro Penitenciario para la formación del hombre nuevo Fénix (Lara), Centro Penitenciario de Coro (Falcón), Centro Penitenciario 26 de Julio (Guárico), La Mínima (Carabobo). A la fecha tres equipos penitenciarios han participado en el Torneo de Rugby 7 de Santa Teresa.

Todos podemos colaborar con la transformación de los jóvenes que han decidido cambiar y dejar atrás la violencia y la delincuencia. Son muchas las personas, empresas e instituciones que han hecho aportes. Tu aporte también es importante y puedes hacerlo en cualquiera de las siguientes modalidades:

  • Cobertura de los gastos de manutención de uno o más miembros de Proyecto Alcatraz durante un año.
  • Cobertura parcial o total de los módulos de instrucción que se imparten en el Proyecto (valores, educación para el trabajo, deporte y/o asistencia psicológica).
  • Aportes en especie para el funcionamiento del Proyecto y la educación para el trabajo de sus participantes
  • Becas para la educación continua de los egresados del Proyecto
  • Becas trabajo para los egresados del Proyecto.
  • Aportes monetarios en la cuenta a nombre de ONG Proyecto Alcatraz Nº 01050050811050314611 del Banco Mercantil. RIF J-31081756-1